domingo, 22 de octubre de 2017

¿Tiene sentido el mundo del trabajo?



Día 22
  
Con Jesús por la mañana. “Se trata de dar un estilo peculiar al trabajo cuyo modelo es Cristo. Analizar estas palabras nos lleva a descubrir las huellas de Dios en todos los trabajos diversos: las conquistas técnicas y tecnológicas, las redes sociales, nos llevan a vencer y superar la apatía, la inercia y también la oscuridad en el trabajo de cada uno” (Pablo VI). Jesús es modelo en el trabajo. Realiza tus tareas imaginando cómo lo haría Jesús en tu lugar. Contémplalo, ¿qué puedes aprender de Jesús? Ofrece tu día por los desempleados y únete en oración al Papa.

Con Jesús por la tarde. “Entonces les dijo: Den, pues, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt 22, 21). Jesús nos invita a vivir en el mundo con el corazón y la mirada puestos en Él. ¿Eres transparente y directo en los vínculos con tus hermanos o manipulas? ¿Usas tu autoridad para ayudar o para oprimir? Repite en tu corazón: “Camino humildemente con mi Dios” mientras contemplas a Dios trabajando contigo.

Con Jesús por la noche. Serénate. ¿Cómo ha sido tu fin de semana? ¿Qué momentos te han enriquecido? ¿Has actuado mal con alguna persona? ¿Cómo te dispones a comenzar tu semana? Cierra los ojos, respira hondo y busca la quietud interior para encontrarte con Dios.

sábado, 21 de octubre de 2017

Luz inextinguible



Día 21
  
Con Jesús por la mañana. Jesús no vino a colgar pequeñas velas en nuestras encrucijadas, sino a encender toda existencia humana, para que todos brillemos desde dentro con luz propia. Cada uno de nosotros lleva el combustible inextinguible de la luz, que llega hasta nosotros desde el misterio mismo que sustenta constantemente nuestra existencia (B. González Buelta sj). Ayuda a otros a que brillen con luz propia. Alienta a quien está caído, fortalece a quien tiene dudas, enseña a quien no sabe, con sencillez y con ternura sin invadir ni atropellar. Ofrece lo que vivas por la intención del Papa para este mes.

Con Jesús por la tarde. “Él se dirigió primero a los discípulos: Cuando los conduzcan a las sinagogas, ante los jefes o autoridades, no se pregunten de cómo se van a defender o qué van a decir; el Espíritu Santo les enseñará en aquel momento lo que hay que decir” (Lc 12, 11-12). ¿Confías en el Señor, y le entregas tus problemas y dificultades? Repite con San Ignacio: “Toma Señor y recibe, toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad. Renueva el propósito para este día.

Con Jesús por la noche. Ser más consciente. ¿Crees que vas creciendo interiormente? ¿Sientes que aumenta tu esperanza, tu amor y caridad? ¿Qué te llena la vida de plenitud? Entrega esta noche a tu Padre del cielo tus preocupaciones.

viernes, 20 de octubre de 2017

Pobreza material



Día 20

Con Jesús por la mañana. “No existe peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo. El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima del hombre” (Papa Francisco). ¿Qué priorizas tú con tus decisiones? ¿Respetas y ayudas a respetar los derechos laborales de quienes trabajan contigo? Reflexiona cómo podrías contribuir con esta causa y haz un pequeño propósito concreto. Ofrece tu día por la intención del Papa.

Con Jesús por la tarde. “Él se dirigió primero a los discípulos: Cuídense de la levadura, o sea, de la hipocresía de los fariseos. Nada hay encubierto que no se descubra, nada oculto que no se divulgue” (Lc 12, 1-2). El respeto a los demás nos exige coherencia. ¿Hablas con delicadeza a tus hermanos? ¿Respetas su individualidad y tienes paciencia con sus defectos? Ora así: “Señor quiero ser vasija que Tú modeles”. Renueva el propósito de la mañana.

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad. ¿Qué experiencias te enriquecen como persona? ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué has aprendido hoy? Recuerda: la mejor inversión que podemos hacer es vivir en la verdad porque eso nos hace realmente libres.

jueves, 19 de octubre de 2017

Verdaderos discípulos



Día 19

Con Jesús por la mañana. “Den testimonio de gratuidad, solidaridad y espíritu de servicio, como verdaderos discípulos de Cristo en los lugares donde viven y trabajan, el trabajo es una vocación, porque nace de la llamada que Dios dirige desde el principio al hombre, para que cultive y cuide la casa común” (Papa Francisco). Cultiva con amor y dedicación la vocación a trabajar. Impregna tu trabajo de gratuidad, ayuda a los demás sin esperar recompensa, comparte y da gratuitamente. Sirve a quienes comparten el trabajo cotidiano contigo, y ofrece lo que vivas por la intención del Papa para este mes.

Con Jesús por la tarde. “Jesús contestó: ¡Ay de ustedes, doctores de la Ley, que se han quedado con la llave del saber; ustedes no han entrado y se lo impiden a los que quieren entrar!” (Lc 11, 52). La vanidad y la soberbia espiritual empañan el trabajo, las relaciones y el servicio apostólico. ¿Te jactas de tu saber? ¿Sueles tener en menos a tus hermanos o, pones al servicio tus talentos con sencillez y humildad? Repite al compás de tu respiración: “Señor, enséñame a ser humilde para servir como tú sirves” mientras continúas sirviendo a tus hermanos.

Con Jesús por la noche. ¿Qué viviste hoy? ¿Qué sentimiento identificas al terminar el día? ¿De qué estás agradecido hoy? ¿Qué situaciones te han entristecido hoy? ¿Qué te hubieras gustado que fuera diferente?

martes, 17 de octubre de 2017

Nunca olvidar al hombre



Día 17

Con Jesús por la mañana. “¡Este es el imperativo! Amar y servir al hombre con conciencia, responsabilidad, disponibilidad. Trabajar para el que trabaja y no olvidar al que quisiera trabajar y no puede hacerlo. Y ello no como obra de solidaridad, sino como deber de justicia y de subsidiariedad. Sostener a los más débiles, para que a nadie le falte la dignidad y la libertad de vivir una vida auténticamente humana” (Papa Francisco). ¿Cuidas a quienes trabajan contigo, te interesas por ellos? ¿Procuras su desarrollo y crecimiento personal y laboral? Oremos con el Papa por la intención del mes.

Con Jesús por la tarde. “Pero el Señor le dijo: Ustedes los fariseos limpian por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de robos y malicia. ¡Insensatos! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro?” (Lc 11, 39-40). ¿Compartes en tu servicio apostólico y en tu trabajo con quienes mantienes diferencia de criterio? ¿Escuchas con atención a quien piensa diferente? La coherencia es una virtud práctica. Pide a Dios: “Señor, muéstrame mis incoherencias” mientras renuevas el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Detente. Tómate un momento y sé consciente de lo que has vivido hoy. ¿Qué te llena de alegría? ¿Qué te hace perder la paz? ¿Dónde tienes puesto tu corazón? No se puede sentir plenitud interior si no sabemos hacia dónde va nuestra vida.

lunes, 16 de octubre de 2017

Nuestra misión



Día 16

Con Jesús por la mañana. “La misión de acuerdo a cada carisma particular es la que nos recuerda que fuimos invitados a ser levadura de esta masa concreta. La misión es ponernos con Jesús en medio de su pueblo. No como voluntaristas de la fe, sino como hombres y mujeres que somos continuamente perdonados, ungidos en el bautismo para compartir esa unción y el consuelo de Dios con los demás” (Papa Francisco). Eres apóstol llamado a ser Buena Noticia para los demás. Pon alegría en tus tareas y en los encuentros con tus hermanos. Ofrece lo que vivas por la intención del Papa.

Con Jesús por la tarde. “La multitud se aglomeraba y él se puso a decirles: Esta generación es malvada: reclama una señal, y no se le concederá más señal que la de Jonás” (Lc 11, 29). Descubre los detalles de amor con que el Señor embellece tu día, una sonrisa, un abrazo, una mirada. La vida de fe está hecha de signos sencillos. Con mucho amor di a Jesús: “Enséñame Señor a verte en las cosas simples de cada día”, mientras actualizas el propósito para este día.

Con Jesús por la noche. Explorar tu interioridad. Agradece el día que termina. ¿Qué sentimientos estuvieron presentes durante el día? ¿Qué temores tienes? ¿Cuáles son las situaciones que te hacen feliz? ¿Cuidas de aquello que te hace feliz?

domingo, 15 de octubre de 2017

Amen la dureza la vida



Día 15

Con Jesús por la mañana. “Hemos conocido ambientes magníficos de juventud trabajadora, que no sólo soporta y conoce la dura seriedad de la vida, con sus inevitables fatigas, sus compromisos y sus privaciones, sino que ama esta seriedad, cree un deshonor faltar a sus exigencias, las llena de pensamientos precisos y humanos, les imprime, como puede, un designio personal, les infunde un alma religiosa que la sostiene, ennoblece y santifica” (Pablo VI). Agradece por los jóvenes que entregan su vida con alegría en el trabajo cotidiano y únete en oración por la intención de este mes. Haz click y comparte en las redes.

Con Jesús por la tarde. “Jesús tomó la palabra y habló en parábolas: La boda está preparada, pero los invitados no se la merecían. Vayan ahora a los cruces de los caminos, y a todos los que encuentren invítenlos a la boda” (Mt 22, 8-9). ¿Valoras el profundo amor que Dios te tiene? ¿Demuestras con gestos y palabras a tus hermanos que ellos son también amados de Dios? Repite al ritmo de tu respiración: “Señor, ayúdame a no ser indiferente a tu invitación”. Renueva el propósito de este día.

Con Jesús por la noche. Serénate. ¿Cómo ha sido tu fin de semana? ¿Qué momentos te han enriquecido? ¿Has actuado mal con alguna persona? ¿Cómo te dispones a comenzar tu semana? Cierra los ojos, respira hondo y busca la quietud interior para encontrarte con Dios.

Blogroll